Centro de Artes Visuales Fundación Helga de Alvear

Obras de Bruno Munari, Gilbert & George, John Chamberlain y Antony Gormley se incorporan a la Colección Helga de Alvear tras haber sido adquiridas por la galerista y coleccionista en la última edición de la Feria ARCO, celebrada en Madrid la semana pasada.

El destino de estas obras, al igual que el resto de la Colección Helga de Alvear, es el Museo que lleva su nombre en Cáceres. A tan solo unos pocos días desde la finalización de la feria, el Museo ya ha puesto a disposición del público dos de las cinco últimas adquisiciones, llegadas directamente desde Madrid.

NO.10 (2020) de Gilbert & George ocupa ya uno de los espacios de tránsito del edificio destinado a exposiciones temporales conocido como la Casa Grande, mientras que la escultura FOLDED (2021) de Antony Gormley ha sido instalada en los jardines de uso público del Museo.

La obra de Gormley se suma así a otras esculturas de la Colección que han sido recientemente instaladas en los espacios exteriores que conectan el casco histórico con la zona nueva de la ciudad, entre las que cabe destacar Escultura hiperdelgada, superinteligente (1998) de Asta Gröting, ubicada en el hall de entrada, ALTOZANO (2002) de Carl André, expuesta frente al lugar donde se ubicará el nuevo edificio destinado a almacenes o la instalación Azor. Síndrome de Guernica (2012) de Fernando-Sánchez Castillo


 


En total, ya son 12 las obras en exposición en los jardines del Museo. Tal y como explica el comisario José María Viñuela, las obras expuestas en este espacio son una invitación a disfrutar del arte al aire libre sin necesidad si quiera de entrar en el edificio del Museo, pero también “se complementan bien con lo que se expone en el interior, dando unidad a un proyecto museográfico con el que estamos llenando de arte todos los espacios”.

Tanto estas esculturas como el resto de obras que ocupan los jardines del Museo Helga de Alvear pueden visitarse sin necesidad de reserva previa durante el horario de apertura del Museo, de martes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00, y domingos de 10:00 a 14:00.

.

Entre las últimas adquisiciones de Helga de Alvear se encuentra la obra Síndrome de Guernica, de Fernando Sánchez Castillo. Con esta nueva adquisición, la obra pasa a formar parte de la Colección Helga de Alvear y permanecerá en la ciudad gracias a la generosidad de coleccionista tras su paso por la Plaza de las Veletas con motivo de Cáceres Abierto.

Esta obra escultórica fue elaborada por el artista a partir del Azor, embarcación de recreo del que fuera Jefe del Estado español, Francisco Franco, y que fue escenario de diversos hechos históricos como las “conversaciones del Azor”. En la etapa democrática, Felipe González lo utilizó en unas polémicas vacaciones y en 1990 el Estado lo subastó especificando que su destino era el desguace. Sin embargo, su comprador quiso convertirlo, sin éxito, en un local de ocio. A finales de 2011, Fernando Sánchez Castillo lo compra y ahora, tras su paso por exposiciones y ferias de medio mundo, Síndrome de Guernica entra a formar parte de la Colección. 

“Del mismo modo que Picasso trabajó con el cubismo para relatar un hecho histórico, yo he comprimido un hecho histórico en una forma cúbica (…) Resume una historia paradigmática de lo que son las tres últimas etapas históricas de nuestro país: la dictadura, la transición y el imperio de la economía, este tardocapitalismo salvaje”.

En los jardines del Museo es posible recorrer los bloques compactados y, en el Auditorio, se exhibe el vídeo con el que el artista documentó su proceso de transformación, una maqueta y otros elementos del barco como el mástil y las placas que llevan su nombre. Se recomienda visitar ambos espacios para obtener una visión completa sobre esta obra, capaz de hacernos reflexionar sobre la transformación de los símbolos y nuestra memoria democrática.

Tal y como explica el propio artista en este vídeo, “es una manera de comprimir la historia y que sirva como elemento de interpretación para el futuro”. Además, nos recuerda que “las obras de arte, como decía Marcel Duchamp, son para todo el mundo, aunque no todo el mundo lo sepa, y es una obra que pueda invitar a ser leída desde muchos puntos de vista”.

 

Imagen02

El próximo 25 de junio de 2016 se inaugura en la Pinacoteca de São Paulo, uno de los centros de arte más destacados de Brasil, la exposición Fora da ordem – Obras da Coleção Helga de Alvear, compuesta por 137 obras.

Ocupará la primera planta del museo con pinturas, esculturas, vídeos, instalaciones, dibujos y grabados realizados desde la década de 1930, con énfasis en la producción de mediados de los años sesenta hasta la actualidad. La gran mayoría de las obras no han sido vistas en Brasil y algunos artistas se presentan igualmente por primera vez en el país.

Las piezas representan el trabajo de cerca de 70 artistas, entre ellos nombres fundamentales en el arte contemporáneo, como Wassily Kandinsky, Marcel Duchamp o Josef Albers; artistas relacionados con algunos de los principales movimientos estadounidenses de la post-guerra de Estados Unidos, como Donald Judd, Dan Flavin, Bruce Nauman o Gordon Matta-Clark; autores importantes de la producción contemporánea, como Gerhard Richter, Cindy Sherman, Franz West, Jeff Wall o Thomas Ruff; y otros, que comenzaron su carrera en los últimos 30 años como Francis Alÿs, Pierre Huyghe, Mark Leckey, Martin Creed, Marcel Dzama o Chen Wei. Los brasileños Jac Leirner, Irán do Espírito Santo y José Damasceno también son mostrados en la exposición.

De acuerdo con los comisarios de la muestra – Ivo Mesquita, ex-director técnico de la Pinacoteca, y José Augusto Ribeiro, del Centro de Investigaciones sobre Historia y Crítica de Arte – la exposición destaca y yuxtapone dos líneas de trabajo que prevalecen en la Colección Helga de Alvear, pero que tradicionalmente se ven como antagónicas en la historia del arte. “De un lado, las obras de inclinación surrealista, con alto voltaje imaginativo, que sugieren situaciones fantasiosas. Y por otro, piezas de lenguaje geométrico, de formas simples, seriales y auto-referenciales, vinculadas a vertientes constructivas, a la pintura hard-edge, al minimalismo norteamericano y las manifestaciones europeas del llamado post-minimalismo” comenta Mesquita.

La intención es marcar no sólo las diferencias entre estos dos aspectos, sino también puntos de conexión entre ellos. “Fuera de orden incide en la intensidad enérgica de estructuras con lógica abstracta, frecuentemente descritas como neutras, sobrias y discretas, y lo que ha de cálculo, disciplina y construcción en situaciones de contrasentido y absurdo”, añade Ribeiro.

La exposición permanecerá abierta hasta el 26 de septiembre de 2016 y está patrocinada por el Banco Bradesco.

Pinacoteca de São Paulo

Datos_Pinacoteca